domingo, 29 de enero de 2012

Be happy! o la felicidad de conocer al hombre

 


  “Recorriendo el mundo sola y a pie” esta verdad quizá sea una de las características de Andrea Davoust quien en este libro nos muestra la inmensa vida cotidiana en imágenes precisas y certeras. Esta invitación a conocernos a nosotros mismos pasa por caminos disímiles como África, Europa del Este, América central y América del sur.

    Este largo pero fructífero viaje ha permitido a su autora conocer parte del mundo quien a su vez, mediante estas imágenes, nos insta a la búsqueda de una mirada, de una sonrisa y así  nosotros también encontrar a la tan anhelada  felicidad.

    Como podemos ver las imágenes guardan tras de sí un mensaje cuyo contenido es una invitación a la flexión. Las fotos tienen una característica clásica, en blanco y negro, como queriendo capturar una imagen del pasado en el momento actual y más que cualquier imagen es la vida, es el ser humano en sus distintas facetas, representando una época, una generación, un estado.

    Así encontramos una mirada feliz y sincera, curiosidad, inocencia, amistad, pasividad, sorpresa, ternura, encanto, alegría. El paralelismo con las etapas de la vida también es un tema saltante el texto.
Los niños parecen  inyectar en cada imagen esa fuerza y vitalidad  propias de su época. La inocencia, el juego, la sonrisa, los ojos de esperanza, la capacidad de extrañamiento.

     La juventud de igual manera está representada por la aventura, la energía, el vigor, la lozanía, la belleza, y la expansión universal de la búsqueda de un sueño.

La vejez asentada por la experiencia, la calma, la pasividad, sosiego y la sabiduría.
Todas estas imágenes  de hombres y mujeres de distintas etapas y culturas hacen de este libro un gozo irrefrenable y una evitación a conocer y respetar  a los  pueblos que son iguales o distintos que nosotros.
La autora nos entrega placenteramente este libro vital y necesario.

     Es justo reconocer  el buen trabajo y la dedicación a esta pasión tan compleja como es arte de “congelar” en el momento y lugar preciso una imagen rescatando así la belleza y significado de la vida. El arte y profesionalismo son dos cualidades dignos de resaltar en Andrea Davoust.
Be happy. Editorial Atlande.Francia 2011.

1 comentario:

lilytg dijo...

Es asombroso poder descubrir nuevas culturas, vivencias y experiencias. Hermoso trabajo.